Camerun

Camerun

Viaja a Camerun con nosotros



Nuestros viajes en grupo




Historia de Camerún

Maravillados por la gran cantidad de gambas de agua dulce (camaroes) que había en los ríos de aquella región del Golfo de Guinea, los portugueses bautizaron la zona por donde transcurre el caudaloso río Wouri con el nombre de `Río dos Camaroes', que con el paso del tiempo se convirtió en Camerún.
 
Establecidos básicamente en las costas africanas, comercializando con los jefes tribales, los portugueses fueron relegados por las grandes potencias europeas (Francia, Inglaterra y Alemania) como consecuencia del Tratado de Berlín de 1884, cuando el gran continente africano se dividió como si de una gran tarta se tratara. Es a partir de esta nueva etapa de colonialismo militar, económico y cultural que el actual Camerún va tomando forma.
 
Desde mediados del siglo XIX hasta 1916 los alemanes fueron configurando las fronteras geo-políticas del Camerún. Después de haber sometido a todos los reinos locales y a las pequeñas tribus del interior, los colonos alemanes empezaron a crear una importante red de infraestructuras (carreteras, ferrocarril, y puertos) con el fin de poder explotar los recursos económicos de la nueva colonia. Utilizando a la población nativa como mano de obra barata, la administración colonial empezó a explotar las riquezas naturales del territorio como las maderas preciosas del bosque tropical i los minerales del subsuelo. El nuevo amo colonial no sólo forzó a las poblaciones aborígenes a adoptar la vestimenta y creencias occidentales, sino también nuevos tipos de cultivo más rentables desde el punto de vista económico.
 

Pero el colonialismo europeo, no solo represento un profundo cambio socio económico para la población local. De la mano de los colonos llegó también la figura del misionero y con ella una nueva forma de interpretar el mundo. La tarea colonizadora de los alemanes fue relevada por la de los ingleses y los franceses a partir de la derrota de Berlín al 1918. El Camerún de Bismark fue rebautizado por las dos potencias europeas que se lo dividieron a partir de la victoria sobre Alemania: The Cameroons (Oeste) bajo tutela británica, y "le Cameroun" (Este) controlado por Francia. Aprovechando el trabajo hecho por sus predecesores, tanto los franceses como ingleses siguieron explotando los recursos naturales que ofrecía la colonia africana. Al ganar la independencia en 1965, el Camerún continua bajo la tutela de occidente, aunque ahora no tan directamente de la metrópolis como quizás de las grandes multinacionales. La extracción de maderas nobles, minerales, y productos agrícolas deja pocos beneficios al pueblo camerunés que solo observa mejoras económicas en proyectos que beneficien los intereses de unos pocos.